Sitio Web
Search…
Cómo solucionar el error “La conexión no es privada”
En algunas ocasiones es posible que te topes con ciertos inconvenientes al querer ingresar a un sitio web en tu navegador. Uno de ellos es el mensaje de error «La conexión no es privada». Este es un problema típico que los usuarios suelen sufrir en Google Chrome y otros navegadores web.
Muchas veces, el origen es un inconveniente de seguridad en la página web. En otras oportunidades, el motivo es un problema que surge de tu lado, y que en la mayoría de las veces es factible solucionarlo fácilmente.
En esta guía, detallaremos por qué aparece el error «La conexión no es privada» y te ofreceremos diversas ayudas para solucionar el tema.

¿De qué se trata el error «La conexión no es privada»?

Antes que nada, no te hagas demasiado problema cuando aparezca este error: simplemente quiere decir que Google Chrome u otro navegador te está impidiendo visitar un sitio web poco confiable.
El error «La conexión no es privada» aparece generalmente cuando el navegador detecta un problema al crear una conexión SSL o no puede corroborar el certificado.
Un certificado SSL legítimo permite que un sitio web funcione en HTTPS, la versión segura de HTTP. Los sitios web con conexiones SSL problemáticas no son fiables porque son proclives a tener problemas de seguridad, como por ejemplo el robo de datos.
En otras ocasiones, lo que produce el error no tiene nada que ver con el certificado SSL del sitio web. El motivo puede estar relacionado a algún problema de los visitantes, como tu navegador, tu red WiFi o tu sistema operativo.
Por ejemplo, es muy común toparse con este inconveniente al usar una red WiFi pública, por tener una fecha y hora incorrectas en tu computadora o al habilitar el escaneo SSL en tu software antivirus. Por suerte, si el problema se origina de tu lado, el error «La conexión no es privada» tendría que resolverse sencillamente.

Cómo se visualiza el error «La conexión no es privada» en distintos navegadores

Un mensaje de error similar a «La conexión no es privada» también es posible hallarlo en otros navegadores además de Google Chrome. Aquí te mostramos cómo puede aparecer este error en Mozilla Firefox, Microsoft Edge, Safari y Opera.
Si el certificado SSL del sitio web que deseás visitar no es válido, vas a encontrar el mensaje con esta leyenda: «Advertencia: Potencial riesgo de seguridad próximo» en Mozilla Firefox.
En la descripción, Firefox te avisa que «detectó un problema» y sostiene que «es probable que el certificado del sitio web haya caducado, lo que impide que Firefox se conecte de forma segura».
Para contar con información más precisa y el código de error específico, hacé click en Avanzadas. Al detectar cuál es el error, podrás resolver el inconveniente de forma más eficaz.
Estos son algunos de los códigos de error que podés hallar:
SEC_ERROR_UNKNOWN_ISSUER
SSL_ERROR_BAD_CERT_DOMAIN
SEC_ERROR_EXPIRED_CERTIFICATE
SEC_ERROR_EXPIRED_ISSUER_CERTIFICATE

Microsoft Edge

En el caso de Microsoft Edge, un certificado SSL no válido te direccionará a la página «La conexión no es privada», que es muy similar a la de Chrome. Por otro lado, vas a ver un indicador rojo de «No seguro» que figura junto a la barra de direcciones.
Edge también te sugiere que «es posible que los atacantes estén intentando robar tu información» del sitio al que estás intentando ingresar.
Algunos de los códigos de error en Microsoft Edge son casi idénticos a los que podés ver en Chrome:
NET::ERR_CERT_AUTHORITY_INVALID
Error Code: 0
NET::ERR_CERT_COMMON_NAME_INVALID
DLG_FLAGS_INVALID_CA
Cuando visualices un problema de SSL en Safari, te aparecerá la página de error «Esta conexión no es privada». Safari también te recomienda que vuelvas a la página anterior.

Opera

La versión de Opera del error es «Tu conexión no es privada», que es similar a la de Chrome. También presenta el código de error debajo de la descripción.
Al cliquear en Help me understand se muestran más detalles del problema. Según Opera, el error puede ser por el siguiente motivo: «una configuración incorrecta o a que un atacante haya interceptado tu conexión».
Los códigos de error que te pueden aparecer en Opera son parecidos a los que podés visualizar en Chrome o Microsoft Edge:
NET::ERR_CERT_AUTHORITY_INVALID
SSL certificate error
NET::ERR_CERT_INVALID
NET::ERR_CERT_WEAK_SIGNATURE_ALGORITHM

Cómo resolver el error “La conexión no es privada”

Más allá que el certificado SSL en general es el principal responsable de este error, a veces también puede ser un inconveniente del lado del cliente. Para este último caso, te contamos las 11 maneras más simples de solucionar «La conexión no es privada».
1.Actualizá la página Comenzamos con un consejo muy simple. Si te aparece el mensaje de error «La conexión no es privada» en tu pantalla, el primer procedimiento y el más sencillo para corroborar es que actualices la página.
Si bien parece demasiado obvio; en la mayoría de los casos, funciona. Lo más factible es que se haya vuelto a emitir el certificado SSL o que tu navegador haya fallado en enviar la solicitud al servidor.
2. No utilizar red de WiFi público Utilizar una red pública como la de un bar o un wifi en el aeropuerto es el motivo más habitual por el que los usuarios visualizan este error.
Actualmente, el HTTPS es indispensable para cualquier sitio web, específicamente para aquellos que recogen información privada. Lamentablemente, las redes públicas utilizan HTTP en lugar de HTTPS.
Si vas a realizar transacciones por medio de una red pública, los datos que ingreses no estarán cifrados como en HTTPS. Se mostrará como texto plano, y cualquiera que use la misma red WiFi podrá robar tu información si sabe lo que está haciendo. Por eso tu navegador te alertará automáticamente con el mensaje «La conexión no es privada» para avisarte del riesgo latente.
En vez de usar el WiFi público, tratá de cargar el sitio web conectado a redes privadas, como el WiFi de tu casa o los datos de tu celular.
3. Eliminá los datos del navegador
Otro procedimiento a probar es eliminar los datos de navegación, como cookies o imágenes y archivos en caché.
Para eliminar la memoria caché en Chrome, podés seguir los siguientes pasos:
Cliquear en los tres puntos en la esquina superior derecha y luego click en Historial Hacé click en la opción Borrar datos de navegación Marcar las casillas debajo de la pestaña Básico para borrar la caché y las cookies de tu navegador, o andá a la pestaña Avanzado para ver más opciones. En el menú desplegable Intervalo de tiempo, seleccionar Desde Siempre.
Apretar Borrar datos una vez que hayas finalizado
4. Probar con el modo incógnito
Si no querés borrar las cookies almacenadas ni la caché de tu navegador, podés verificar si es esto lo que está originando el inconveniente, probando usar el modo incógnito de Chrome. Cuando optás por este modo, tu navegador no almacenará ningún dato en tu computadora.
Para ingresar como modo incógnito, hace click en los tres puntos en la esquina superior derecha nuevamente y luego clickeá en el botón Nueva ventana de incógnito. Ahora, entrá al sitio web al que querías ingresar.
5. Corroborar que la fecha y hora de tu computadora sean las correctas
Si bien lo siguiente puede sonar algo extraño, el error «La conexión no es privada» puede aparecer debido a que la fecha y hora no están configuradas correctamente en tu computadora.
Los navegadores cuentan con la fecha y hora de tu computadora para corroborar la validez del certificado SSL. Si algo de esto no está correcto, podrían surgir algunos inconvenientes en el proceso de validación. Puede aparentar que tu certificado ya no es válido cuando en realidad sí lo es.
Por tal motivo, para resolver el error de privacidad, cerciorate de que la configuración de fecha y hora sea la correcta. A continuación, te mostramos de qué manera corroborar velozmente la configuración de fecha y hora de tu computadora, tanto en Windows como en macOS. Windows Dirigite a Configuración -> Hora e idioma -> Fecha y hora. Tenés que habilitar las opciones Establecer hora automáticamente y Establecer zona horaria automáticamente, si estuvieran desactivadas, y verificá si la información actualizada es correcta.
Actualizá la página a la que querés ingresar.
macOS Andá a las Preferencias del sistema -> Fecha y hora. Asegúrate de que la casilla de verificación Establecer fecha y hora automáticamente esté seleccionada.
En la solapa Zona horaria, verificá si la opción Establecer zona horaria automáticamente usando la ubicación actual también está habilitada. Actualizá tu navegador web para chequear si eso solucionó el problema.
6. Corroborar el software antivirus o el programa de seguridad de internet
Algunos programas antivirus y programas de seguridad de Internet buscan HTTPS. Si esta función se encuentra inhabilitada, bloqueará conexiones o certificados SSL inusuales. Para resolver este tema, tendrás que desactivar la función Escaneo SSL.
En caso de que no logres encontrar dónde está la configuración, podés probar desactivar el antivirus y luego volver a abrir la página web. Si el error ya no aparece, quiere decir que descubriste el origen del problema.
7. Desactivar temporalmente tu VPN
Un VPN -Red Privada Virtual- encripta y redirige tu conexión de Internet a través de un servidor remoto, lo que oculta tu dirección IP e incrementa tu anonimato en la web. Estas capas de seguridad adicionales pueden bloquear algunos certificados SSL y originar el mensaje «La conexión no es privada».
Desactivar temporalmente tu VPN podría quitar algunas barreras entre tu conexión y el sitio web y permitirte corroborar si es tu VPN lo que está produciendo el error.
8. Probá ingresar al sitio web a través de un proxy
Un proxy se desempeña de manera parecida a un VPN ya que redirige tu conexión de Internet a través de un servidor remoto. La diferencia es que un proxy no encripta tu conexión y sólo podés configurarlo aplicación por aplicación.
Existe la posibilidad de que otras personas accedan al mismo sitio sin sufrir inconvenientes, y que el error «La conexión no es privada» sólo aparezca en tu computadora.
Un proxy puede ayudarte a corroborar si el sitio web se conecta de manera correcta a través de «otra red». Es como si utilizaras el WiFi de tu vecino para comprobar si puede visitar el sitio web.
Para ingresar a un sitio web a través de un proxy, podés usar servicios gratuitos como los que ofrecen Hidester, Hide.me o VPNBook. Lo único que tenés que hacer es pegar la URL del sitio web al que querés entrar.
O, si ya contás con la dirección y el número de puerto de un servidor proxy, podés configurarlos en tu navegador. Aquí, a continuación te detallamos cómo configurar Google Chrome para que uses un servidor proxy en Windows:
a- Hacé click en los tres puntos de la esquina superior derecha y seleccioná Configuración. b- En la barra lateral izquierda, desplegá el menú Configuración Avanzada y marcá Sistema. c- Clickeá en Abrir la configuración de proxy de tu computadora.
d- En la ventana nueva, desplázate hacia abajo hasta encontrar Configuración manual del proxy y activá Usar servidor proxy. e- Pegá la Dirección y el número de Puerto del servidor proxy en sus respectivos campos.
f- Hacé click en Guardar.
9. Reiniciar tu router
Si tenés WiFi en tu casa, es posible que sepas cómo reiniciar el router, esta suele ser una solución para los problemas de conexión. Cuando te encuentres con el error «La conexión no es privada», te conviene probar con reiniciar tu router.
Un router tiene su propia CPU, memoria y sistema operativo. Y al igual que una computadora, cada tanto puede sobrecalentarse o sufrir fallos. Reiniciar el router es una manera rápida y fácil de «refrescarlo».
Cuando te dispongas a reiniciar el router, cerciorate de aguardar al menos diez segundos antes de encenderlo nuevamente. Dentro del router hay un condensador que puede seguir funcionando durante unos segundos después de apagarlo.
Este breve intervalo garantiza que el condensador se vacíe, lo que permite que el router elimine completamente su memoria y restablezca las tareas fallidas una vez que se vuelva a encender.
10. Avanzá manualmente con una conexión insegura (tené en cuenta que no es seguro)
Si ya probaste todo lo anterior y no tuviste resultados, recordá que el mensaje de error «La conexión no es privada» no te puede impedir ingresar al sitio web. Todavía podés intentar ir al sitio, sabiendo que corre bajo tu propio riesgo.
Estos sitios web son vulnerables a los atacantes que pueden robar información sensible, como tu nombre completo, dirección, contraseñas y números de tarjetas de crédito. Mientras navegas por el sitio, cerciorate de evitar los pagos en línea y no brindes ningún tipo de información sensible.
Para proceder manualmente al sitio en Chrome, clickeá en el botón Avanzado -> Proceder a -el nombre de dominio del sitio web- en la parte inferior del error.
11. Ignorar el error del certificado SSL desde el acceso directo de Google Chrome (no es seguro)
Proceder manualmente con una conexión insegura resuelve el inconveniente temporalmente. Si no querés que te perturbe este error de advertencia más adelante, podés hacer que el navegador ignore el error del certificado SSL.
Tené en cuenta que este procedimiento solo colocará la advertencia en modo silencioso. Es posible que los errores sigan existiendo y te impidan acceder a sitios web no seguros.
Para aplicar este método, podés seguir los siguientes pasos en Windows:
a - Hacé click derecho en el acceso directo de Google Chrome en tu escritorio. b - Cliqueá en Propiedades.
c - En el campo Destino, o Target, colocá lo siguiente después de las comillas: –ignore-certificate-errors d - Clickeá en OK para guardar los cambios realizados. e - Si aparece el código de error NET::ERR_CERT_COMMON_NAME_INVALID, ignoralo haciendo click en Continuar f - Entrá nuevamente el sitio web y ahora el error desaparecerá.
También podés lograr un efecto parecido usando los flags de Chrome. Esto es particularmente útil si estás probando algo localmente. Escribí lo siguiente en la barra de direcciones de Chrome:
chrome://flags/
Desde allí, busca la opción “Allow invalid certificates for resources loaded from localhost” y marcá Enabled.
¿Qué significa SSL?
El SSL -Secure Socket Layer- permite que el sitio funcione en HTTPS y autoriza la encriptación para evitar que los atacantes roben los datos privados de los usuarios, tales como nombres, direcciones o incluso información de tarjetas de crédito. Si hacés cualquier tipo de transacción a través de tu sitio web, te sugerimos que instales un certificado SSL en tu sitio si todavía no tenés uno.
Cuando entrás a un sitio web, tu navegador envía una solicitud al servidor pidiendo acceder al contenido del sitio. Si el sitio web solicitado usa HTTPS, tu navegador corrobora automáticamente si hay un certificado SSL o no. Luego, verificá el certificado para asegurarse de que cumpla el estándar de privacidad.
Tu navegador web evitará inmediatamente que entres a un sitio web si detecta un error de conexión SSL. En vez de mostrar una página en blanco, Google Chrome mostrará el mensaje de error «La conexión no es privada» en tu pantalla.
Además de la ausencia de un certificado SSL, existen varios motivos más por los que se genera este inconveniente.
El certificado SSL ha caducado. El certificado SSL no dura para siempre; en general puede estar activo durante un año. Cuando un certificado de seguridad caduca, el propietario del sitio web tiene que renovar su suscripción. Si sos el propietario de un sitio web y sufrís este problema, aunque estés seguro de que tenés un certificado SSL instalado, tenés que corroborar el periodo de vigencia del certificado.
El certificado SSL únicamente pertenece al dominio, no al subdominio. Es posible que a veces suceda que no haya problemas en la página principal del sitio web, pero el error aparece cuando vas a un subdominio. Esto se debe a que el certificado SSL solo pertenece al dominio, no a su subdominio. Corroborá cuál es el SSL que adquiriste. Las opciones más económicas a veces son válidas exclusivamente para un dominio.
El certificado SSL fue creado por una organización no confiable. Es posible tener un certificado SSL sin comprarlo. La emisión y configuración de un certificado SSL para tu sitio es muy sencilla. No obstante, la mayoría de los navegadores sólo admiten certificados SSL de organizaciones confiables para garantizar tu seguridad. Por lo tanto, si tus navegadores descubren que el certificado SSL no es emitido por una organización de confianza, puede aparecer el error mencionado como mecanismo de prevención de riesgos.