Sitio Web
Search…
Cómo diseñar una página web en 10 pasos
Según cuál sea el tipo de diseño web que decidas implementar es muy posible que sea determinante en el rendimiento y la cantidad de gente que entre a visitar una página web. Si tu sitio se muestra visualmente atractivo y funciona sin inconvenientes, es más factible que los visitantes se interesen en tu contenido, lo lean y regresen en otro momento a visitar tu página web.
Muchas veces sucede que algunos dueños de sitios web piensan que contratar diseñadores web profesionales es la única forma de crear una página web de calidad y sólida. Si bien es una buena alternativa hacerlo, diseñar una página web utilizando los servicios del diseñador profesional, puede costar demasiado dinero.
Felizmente existen otras maneras de lograr tener un sitio web diseñado correctamente sin tener que destinar tantos recursos económicos: una de ellas es realizar el trabajo uno mismo.
En esta nota, te contaremos el paso a paso para diseñar una página web sin necesidad de tener conocimientos técnicos.

Diseñá tu propia página web en sólo 10 pasos

A continuación te detallaremos una guía paso a paso sobre cómo diseñar una página web.

1. Determinar el objetivo de tu sitio web.

Antes de comenzar con el proyecto, es relevante precisar por qué y con qué fin querés crear un sitio web. Tener una estrategia pensada te asegura que cada decisión relacionada con el diseño se ajuste a los objetivos finales del sitio y se adapte a tus necesidades puntuales.
Por ejemplo, si tenés una tienda online, el diseño del sitio debe ser ideado para que contribuya a facilitar el proceso de compra de los clientes, desde descubrir los artículos a simple vista hasta completar sus compras de manera sencilla y fácil.
Por otro lado, quienes quieran crear un portafolio online requerirán un diseño web que complemente su trabajo.

2. Ejemplos para inspirarte en tu diseño web.

En este paso la idea es buscar y evaluar ejemplos de diseño web de otras páginas similares a la tuya, o quizá no, pero que te ayuden a imaginar cómo debería verse tu nueva página web que vas a crear.
Existen varios sitios donde buscar inspiración. Awwwards es una gran referencia visual, ya que contiene varios diseños web premiados. Utilizá los filtros para adaptar los resultados de la búsqueda a tus necesidades.
Por otro lado, vale la pena observar y estudiar los sitios web de la competencia. Te dará un panorama para encontrar algunas ideas sobre lo que los usuarios esperan de un sitio web como el tuyo. Si no sabes cuáles son tus competidores, sitios como SimilarWeb te guiará y te ayudará a descubrirlos.

3. Definir la plataforma ideal para tu sitio.

Ahora llegó el momento de crear tu propia página web. Para comenzar, optá por una plataforma para desarrollar tu sitio. Lo más recomendable es que uses un software que se adapte a tus conocimientos, presupuesto y objetivos planteados.
Una plataforma web muy reconocida es WordPress, un sistema de gestión de contenidos –CMS-. Una de sus grandes funcionalidades es que permite crear varios tipos de sitios web, desde currículos digitales y directorios en línea hasta grandes tiendas de eCommerce. Cuenta con sólidas herramientas de blogging, lo cual hace que sea la opción más elegida por los creadores de contenidos.

4. Configurar las herramientas que vas a necesitar.

Cuando ya definiste la plataforma web y seleccionaste un nombre de dominio, el paso siguiente para diseñar una página web es elegir un tema o una plantilla.
Se trata de un archivo que posee un diseño y elementos visuales pre diseñados, organizados y creados por un diseñador web. Su objetivo es darles herramientas a los usuarios no técnicos para desarrollar un sitio web sin tener que empezar desde cero.

5. Encarar tu diseño web personalizado

Llegó la instancia de comenzar a diseñar su página web. Repasá las respuestas del primer paso, ya que te permitirán orientarte para configurar la identidad visual del sitio.

6. Configurar las secciones indispensables.

Comúnmente, un sitio web presenta las siguientes secciones en su interior:
  • Página de inicio
  • Sobre nosotros
  • Contacto
  • Blog
  • Producto o servicio

7. Optimizar la experiencia de usuario.

El siguiente paso al aprender a diseñar un sitio web es optimizar la experiencia del usuario y trabajar para que el sitio sea cómodo y sencillo de utilizar para los visitantes. Estos son algunos aspectos importantes a atender para poder lograrlo:
Navegación Al optar por un método de navegación sencillo, podés atraer a que los visitantes exploren y conozcan todo el contenido de tu sitio web. Así, podrán encontrar lo que buscan fácilmente.
Jerarquía visual En el diseño web, la jerarquía visual es la disposición estratégica de los elementos de la página. Es clave y súper importante para alcanzar el objetivo de focalizar la atención del visitante hacia la información esencial para que concrete la acción deseada.
Velocidad de la página Esto es crucial en la experiencia del usuario. Varios informes han revelado que un tiempo de carga lento de un sitio web se traduce en mayores tasas de rebote, menores clics y menores chances de posicionarse en las páginas de resultados de búsqueda.
Buena accesibilidad Los estudios marcan que cuando un sitio web es poco accesible, más del 70% de las personas con discapacidad lo abandonan.

8. Adaptar a tu sitio para que sea compatible con dispositivos móviles.

Actualmente, el tráfico móvil es infinitamente superior, por lo que resulta fundamental que tus diseños se vean de la mejor manera en resoluciones más pequeñas. Si tu sitio web se deforma o se muestra difuso cuando alguien accede a él desde un smartphone, habrá una alta tasa de deserción a tu página web y es algo que debes evitar.

9. Chequear tu sitio web y lanzarlo.

Antes de presentar y lanzar tu sitio web, te conviene cerciorarte si existe o no algún inconveniente relacionado con el diseño que pueda afectar a la experiencia de visualización y a la usabilidad del sitio.

10. Realizar un seguimiento y ajustar tu sitio paulatinamente.

El último paso que debes encarar en el proceso de diseño de un sitio web es llevar a cabo un seguimiento del rendimiento de la página y ajustarlo cuando sea indispensable. Al estar atento a esos detalles, te asegurarás de que el sitio web funciona correctamente y de que se han maximizado sus capacidades.