Sitio Web
Search…
Cómo Solucionar el Error «No Se Puede Acceder a Este Sitio Web» -5 Métodos-
La mayoría de la gente suele toparse con algún error ocasional mientras está navegando por la web. Algunos códigos de error, como el Error 404, son sencillos de comprender. No obstante, otros existentes tales como «No se puede acceder a este sitio web» -This site can’t be reached- son mucho más imprecisos y no brindan ninguna información sobre cómo resolverlos.
Se hallan múltiples causas posibles para el error «No se puede acceder a este sitio web» en Google Chrome. Comprender cuáles son esos motivos que lo originó te ayudará a definir qué proceso de solución de problemas usar, para que logres acceder al sitio web que deseás.
En esta nota, nos enfocaremos en las causas del problema «No se puede acceder a este sitio web». A continuación, te contamos cinco métodos para resolverlo.
¡Bienvenido!

Comprobá tu conexión a Internet

Aunque tengas una conexión a Internet que funciona aparentemente bien, el error «No se puede acceder a este sitio web» puede surgir si existe algún tipo de inconveniente con tu conexión. Si bien puede parecerte una pequeñez, reiniciar el router o el módem generalmente soluciona este problema velozmente.
Ya que reiniciar la conexión sólo puede llevarte un par de minutos, ésta es la primera solución que tendrías que intentar. La mayor parte de los proveedores de servicios de Internet –ISP- sugieren desconectar el cable de alimentación del router y aguardar un 60 segundos antes de volver a conectarlo. Cuando ya está prendido otra vez, esperá a que se restablezca la conexión a Internet y luego probá volver a acceder al sitio web.

Inhabilitá el cortafuegos y desactivá el antivirus

Muchas veces, el cortafuegos integrado en tu sistema operativo –OS- – o el software que uses – puede bloquear páginas de forma agresiva e imposibilitar que tu computadora establezca una conexión con ellas. La forma más sencilla de darte cuenta si ese es el inconveniente es desactivar temporalmente el cortafuegos y el software antivirus, y probar visitar el sitio nuevamente. En lo referente a la desactivación del software antivirus, la configuración dependerá de la herramienta que uses. Según nuestra experiencia, es extraño que tu cortafuegos te bloqueé la carga de un sitio web a no ser que sea muy peligroso.
Si la desactivación del cortafuegos y del software antivirus no funciona, es hora de probar otro procedimiento. Recordá reactivar ambos antes de continuar adelante.

Eliminar la caché del navegador

Cuando navegás por la web, Chrome almacena diferentes datos y archivos de los sitios web que vas visitando. El navegador guarda esos archivos en una caché local, para no tener que sobrecargar los sitios en su totalidad cada vez que los visitas.
En determinados casos, puede aparecerte el error «No se puede acceder a este sitio web» debido a inconvenientes con tus archivos de caché. Para resolver este problema, tenés que eliminar la caché de tu navegador.

Realizá una limpieza a tu caché de DNS

Tu sistema operativo guarda diversos datos de los sitios web que visitás frecuentemente. Por otra parte, almacena sus direcciones IP en lo que denominamos «caché DNS». De esta forma, tu navegador no tiene que buscar las mismas IPs por medio de su servidor DNS cada vez que quieras establecer una conexión. Si esto te suena, es porque la caché DNS funciona de forma parecida a la caché de tu navegador, solo que almacena diferentes tipos de datos.
Es una función extraordinaria que ahorra tiempo a todos los usuarios. No obstante, también puede generar errores si tu sistema operativo almacena en caché información obsoleta de un sitio web. En tal caso, deberás «vaciar» o restablecer tu caché de DNS.

Cambiá tus servidores DNS

Tu ISP se asigna automáticamente a servidores DNS para tu conexión. No obstante, podés configurar tus ajustes de Internet para usar un conjunto específico de servidores DNS.
En Windows, podés realizarlo navegando al Panel de control > Red e Internet > Centro de redes y recursos compartidos, y luego marcando la opción Cambiar la configuración del adaptador:
En la pantalla que aparece a continuación, clickeá con el botón derecho del mouse en tu conexión activa a Internet y marcá Propiedades. En la lista que aparece, seleccioná Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4), y clickeá en Propiedades nuevamente:
Se desplegará una nueva pantalla, que incluye una sección que te permite establecer direcciones de servidor DNS personalizadas. Podés usar los dos campos de la siguiente captura de pantalla para ingresar las direcciones de los servidores DNS que quieras utilizar:
En la captura de pantalla, estamos usando las direcciones DNS públicas de Google, que son «8.8.8.8» y «8.8.4.4». No obstante, existen un sinfín de geniales servidores DNS gratuitos que podés usar.
Si usás macOS, podés modificar la configuración de DNS entrando a Preferencias del Sistema > Red, seleccionando tu red y cliqueando en Avanzado. Luego, andá a la pestaña DNS:
Podés añadir los servidores DNS personalizados que desees usar clickeando en el icono (+). Cuando hayas configurado tus nuevos ajustes de DNS y aprietes el botón OK, estarás listo.
Tu conexión a Internet debería funcionar igual, pero el error «No se puede acceder a este sitio web» habrá desaparecido completamente. En determinados casos, el cambio de servidores DNS puede permitirte cargar sitios más velozmente y entrar a sitios que antes no te permitía hacerlo.