¿Qué es un hosting y cómo funciona?
Los hosting son servicios de alojamiento de datos en línea que te permite publicar un sitio web o una aplicación en Internet. La acción de “obtener un hosting” es, básicamente, contratar un espacio en ese servidor virtual o un servidor en sí para almacenar todos los archivos de tu sitio. Si querés conocer los detalles, seguí leyendo.

¿Cómo funciona?

Para que tu sitio esté disponible en todo momento, se lo aloja en un servidor que, en pocas palabras, es una computadora que está en funcionamiento constante. El proveedor que vos elijas para el alojamiento de tus datos es el encargado de:
  • Mantener el servidor en funcionamiento.
  • Proteger los datos de ataques maliciosos.
  • Hacer disponible tu contenido en el navegador, transfiriéndolo.
Básicamente, funciona como un alquiler de una casa: uno paga cada un tiempo determinado para mantenerse en el lugar.
Cada vez que creás un sitio web, tenés que contratar un proveedor de hosting y un espacio en sus servidores. Simplemente, es necesario para almacenar tus medios, bases de datos y demás archivos. Cada vez que un usuario entra a tu sitio, la empresa de hosting es la que envía los datos.

Distintos tipos de hosting

Es importante que antes de contratar un proveedor, revises cuidadosamente las características del servicio para afirmar que efectivamente esté cubriendo tu necesidad particular: puede que necesites distintos servicios de acuerdo a lo que esperes de tu sitio. Un blog personal y un sitio complejo de una empresa, requerirán dos servicios de hosting muy distintos.
Las opciones más comunes son:
  • Hosting Compartido
  • Hosting VPS (Servidor virtual privado)
  • Alojamiento en la nube (Cloud Hosting)
  • Hosting WordPress
  • Hosting con servidor dedicado
A veces, sin embargo, es preferible comenzar con planes básicos y luego ir escalando, excepto en el caso que ya tengas muy definida toda tu estrategia y estructura.
Veamos cada uno en particular.

Hosting compartido

Este plan es un excelente servicio para empresas con necesidades de hosting sencillas, como blogs personales o pequeñas empresas. En este plan, se comparte el espacio de hosting con otros sitios. Todas las webs alojadas en el mismo lugar comparten ciertos “espacios comunes”: la memoria, el poder de cómputo, el espacio en disco y otros.
Los puntos a favor:
  • El costo es muy bajo y eso beneficia a muchas personas o empresas que no pueden hacer mucho gasto.
  • No requiere conocimientos específicos para ser contratado y utilizado.
  • En el sentido anterior, es un servidor que está configurado previamente y no vas a tener que aplicar conocimientos técnicos.
  • Un panel de control fácil, en muchos casos.
  • El proveedor realiza los mantenimientos y administra el servidor.
Puntos en contra:
  • Al ser preconfigurado, las posibilidades de modificar configuraciones están acotadas o anuladas.
  • Al estar compartiendo servidor con otros sitios, el tráfico agregado de todos puede hacer más lento el tuyo.

Hosting VPS

VPS es un servidor virtual privado, sin embargo esto no significa que no compartas con otros usuarios tu espacio. Lo que realmente indica es una partición autónoma dentro de ese servidor: mismo edificio, distinto departamento; espacio del servidor y cantidad de recursos y memoria propios.
Este tipo de hosting es ideal para empresas medianas con tráfico en crecimiento y un número más grande de páginas dentro del sitio web que el caso anterior.
Los puntos a favor:
  • Espacio propio en el servidor.
  • Los aumentos de tráfico ajenos a tu sitio no afectan el desempeño.
  • Acceso root al servidor.
  • Con gran control sobre la configuración.
Los puntos en contra:
  • No es una opción tan económica como la anterior.
  • Para administrarlo (esto permite el control sobre tu espacio), vas a requerir conocimientos técnicos.

Hosting en la nube (Cloud Hosting)

En el mercado esta es conocida como la opción más confiable. Este tipo de alojamiento significa que tu proveedor te asigna un grupo de servidores para replicar todos tus archivos y recursos. Lo que esto genera es que cuando un servidor no está disponible por alguna razón (sea por tráfico u otra cosa), automáticamente las solicitudes se direccionan a otro servidor. Esto es muy útil para sitios con mucho tráfico.
Los puntos a favor:
  • Gran eficacia de actividad.
  • Los problemas de un servidor no afectan al funcionamiento de tu sitio.
  • Asignación de recursos por demanda.
  • Pago por uso, no por recursos que no te interesan.
  • Más escalable que otros hostings
Los puntos en contra:
  • Difícil previsión de costos por su propia naturaleza de cobranza.
  • No siempre brinda acceso root.

Hosting Wordpress.

Este tipo de hosting es exclusivo para sitios web de Wordpress. El servidor está especialmente configurado para estos y con plugins instalados para tareas fundamentales como el almacenamiento en caché.
La configuración del hosting es completamente ágil y eso beneficia a tu sitio: el tiempo de carga es mucho más rápido y menos problemático. Además frecuentemente tienen características propias de Wordpress como temas, herramientas y creadores.
Los puntos a favor:
  • Bajo costo.
  • No requiere conocimientos técnicos.
  • Se instala en Wordpress haciendo nada más que algunos clicks.
  • Da buenos resultados en el sitio.
  • Atención al cliente garantizada (Wordpress)
  • Herramientas de la plataforma incluidas.
Los puntos en contra:
  • Solamente es recomendable para sitios que utilicen Wordpress; en caso contrario, puede traer problemas.

Servidor dedicado

Literalmente, este tipo de hosting se trata de poseer un servidor físico (una casa, para graficarlo) exclusivamente para vos, tus archivos y tu sitio. Esto garantiza un control total sobre tu sitio: se va a poder configurar el servidor cómo plazca y se necesite. Muchas veces, esta opción es considerada similar a un servidor in-situ, y no es algo errado. Generalmente, las grandes empresas con tráfico extremo optan por esta opción.
Los puntos a favor:
  • Vos vas a controlar la configuración total del servidor.
  • Muy confiable y con amplias opciones de seguridad según las necesidades.
  • Acceso root a tu servidor.
Los puntos en contra:
  • El costo es muy alto.
  • Los conocimientos técnicos son imprescindibles.
En LatinCloud estamos listos para brindarte el mejor servicio de Hosting, junto a un dominio, y todo lo que tu página web requiera para mantenerse en pie.