Buscar…
¿Qué es CDN y para qué sirve?
Las siglas CDN (Content Delivery Network) -que en español quiere decir Red de Distribución de Contenidos- son servidores que están instalados en diversos emplazamientos. Su función principal es brindar contenido online en un área geográfica extensa. A un CDN también se le conoce como redes de distribución, ya que lo que se pretende es que tenga presencia en distintos puntos territoriales fuera del servidor de origen con la finalidad de que el contenido de un dominio cargue rápidamente.
Hay que recordar que un dominio es el nombre alfanumérico exclusivo que se usa para distinguir y reconocer un sitio web. Ahora bien, ya que se sabe entonces qué es CDN, hay que conocer cómo funciona un CDN. Sin embargo, también es de importancia responder a una duda frecuente: ¿Qué son los DNS? Se trata de las siglas del concepto -en inglés- Domain Name System, cuyo principal función es resolver problemas en las redes. Asimismo, los nombres de dominio los traduce en IPs

¿Cuál es la función de los DNS?

La principal función de los DNS es que identifican en dónde está hospedado el contenido de un sitio web. Esto lo logra al traducir o convertir el nombre de dominio del sitio a una IP. Para llevar a cabo lo mencionado, se ven implicados diversos servidores como el servidor primario, el servidor raíz, servidor de nombres TLD y servidor de nombres autorizados.
Cada uno de ellos cuenta con una labor específica para que los DNS realicen al máximo su tarea. Por ejemplo, el servidor primario se encarga de hacer consultas a otros servidores; mientras que el servidor raíz, traduce el nombre de dominio en una IP. El servidor de nombres TLD es exclusivo para dominios TLD de nivel superior; por otra parte, el servidor de nombres autorizados tiene los datos referentes al dominio o sitio web al que se pretende acceder.

¿De qué manera operan los DNS?

Los DNS empiezan en operación desde el momento en que se quiere acceder a un sitio web. Después de escribir el nombre de la página web en el navegador, este mismo requiere identificar la IP del servidor en el cual se encuentra alojada la información. Para este procedimiento, el navegador verifica si la información está en el caché de DNS. De no existir en caché, entonces solicita a un servidor DNS primario y en caso de no estar ahí, la consulta se hará a otros servidores DNS hasta que el servidor tenga la IP donde esté almacenada la información del sitio web.

La importancia de un CDN

Cabe destacar que un CDN tiene la función de almacenar en caché el contenido de un sitio para mejorar el rendimiento del mismo. En otras palabras, permite que el sitio web gestione con mayor rapidez la carga de información. Esto con el fin de brindar una mejor experiencia al usuario.
A todo esto, ¿quiénes utilizan un CDN? Primordialmente, los proveedores de alojamiento son quienes usan un CND con el objetivo de reducir el ancho de banda del hospedaje para brindar a los clientes un servicio de mayor calidad, sin intermisiones o problemas de carga lenta. Existen tres tipos de CDN: protocolos de servicio de contenido, punto a punto y redes privadas. Los protocolos de servicio de contenido son redes creadas para asistir el contenido de una página de Internet. Los CDN punto a punto o P2P son redes que se configuran entre computadoras personales y las redes privadas fungen como servidores. Ahora que se ha conocido un poco más sobre los CDN, seguramente surge la pregunta de ¿quiénes son candidatos para usar un CDN? Pues bien, lo ideal es para quienes tengan un sitio web que atraiga gran cantidad de tráfico desde diversas locaciones; así como para aquellos que cuenten con una página de comercio electrónico, de juegos, de ecommerce y para sitios que pretenden lograr un mayor alcance a más número de personas.
La función del CDN para estos candidatos hará que sus sitios carguen de manera más rápida y se desempeñen de manera eficiente. Lo anterior conlleva a que el usuario final tenga una experiencia más satisfactoria.
Igualmente, se pueden valer de CloudFlare, un sistema que guarda por un tiempo el contenido estático de una página web. Cloudflare al instalarse, hace la función de intermediario o proxy entre el servidor y quienes visitan el sitio.
Para resumir, las ventajas de usar un CDN o una red de distribución de contenido son considerables y es imprescindible tomarlas en cuenta si se quiere optimizar el rendimiento de un sitio de Internet.
Dichas ventajas son el tener mayor velocidad de descarga de la información de la página de Internet. Esto es de suma importancia pues cuando un sitio tarda en cargar, generalmente el usuario termina yéndose, lo que afecta en la conversión.
Otro beneficio es la reducción del ancho de banda, ya que con el almacenamiento en caché se reduce la cantidad de ancho de banda que se requiere para gestionar el tráfico en el sitio.
Finalmente, también se mejora la distribución del contenido, al hacerlo a través de diversos servidores. Por último, se multiplica la seguridad del sitio web en cuestión.