Guía detallada de SMTP, IMAP y POP3 para principiantes
Para conocer cómo funciona el correo electrónico es bueno comenzar por descubrir las diferencias entre POP3 e IMAP, y comprender la función SMTP. Aquí te brindamos detalles sobre cada uno de estos puntos.

Diferencias entre POP3 e IMAP

POP3 e IMAP son protocolos de correo entrante, usados por los clientes de correo electrónico para recuperar mensajes de los servidores de e-mails. El cliente puede tener como base una aplicación –Thunderbird, por caso– o la web –como sucede con Gmail y Yahoo–. Si bien ambos protocolos actúan de modo similar, hay algunas diferencias destacables.

POP3

POP3 –Post Office Protocol, versión 3– es un protocolo de correo entrante o ingresante, unidireccional. Este protocolo descarga una copia de los mensajes de un server de correo electrónico hacia una computadora local.
Cuando el protocolo completa la operación, elimina los datos originales de la bandeja de entrada del server. A pesar de esto, numerosos proveedores brindan la oportunidad de mantener intactas las copias originales. Eso permite a los usuarios ver el mismo contenido una vez que acceden a los e-mails desde una plataforma diferente.
En general, esta configuración es recomendable para quienes solo usan un dispositivo a fin de acceder a los mensajes y desean leerlos sin conexión. También es adecuado para las personas que buscan liberar el espacio disponible en la bandeja de entrada, con el fin de evitar superar su capacidad.
Es bueno considerar que este protocolo no tiene la funcionalidad de sincronizar –por default– el contenido de la bandeja de entrada de un usuario sin conexión con el de su contraparte online. De modo que si el dispositivo que almacena los mensajes se estropea, se pierde o es robado o hurtado, también podrían perderse los mensajes.

IMAP

IMAP –Internet Message Access Protocol– es un protocolo de correo entrante, del tipo bidireccional. Solo descarga los encabezados de los e-mails en lugar de su contenido total. ¿El resultado? Los mensajes de correo electrónico reales se conservan en el servidor luego de que fueron recuperados para su visualización. Y son accesibles desde otra plataforma.
IMAP también sincroniza las modificaciones efectuadas en el cliente de correo electrónico con el servidor. De ahí proviene su carácter de bidireccional. Esta configuración es recomendable para quienes deben interactuar con sus e-mails desde diversos dispositivos, sin tener que preocuparse por la eventual pérdida de mensajes si un dispositivo se ve perjudicado, o es extraviado, robado o hurtado.
Otro beneficio de IMAP es la sencillez con que permite encontrar mensajes particulares utilizando palabras clave. Para ello, es vital contar con una conexión de Internet estable a fin de acceder a la totalidad de los mensajes almacenados en el server IMAP.
El límite de espacio de almacenamiento de la cuenta de correo electrónico también puede implicar ciertos inconvenientes, si se utiliza con alta frecuencia.

SMTP

SMTP –Simple Mail Transfer Protocol– es útil para enviar mensajes de correo electrónico desde un cliente local hacia la dirección de un destinatario. SMTP actúa conjuntamente con un software llamado MTA o agente de transferencia de mensajes, para vehiculizar los mensajes a los destinos correctos.
Junto con el envío de e-mails, este protocolo sirve para filtrar los mensajes actuando así como protección o escudo contra los indeseados y los peligrosos. A la vez, regula la cantidad de e-mails que una cuenta puede enviar en un cierto tiempo.

De qué modo funciona el envío y la recepción de correos electrónicos

Todo mensaje de correo electrónico se traslada a través de por lo menos dos servidores SMTP principales. Uno es de quien envía el mensaje –emisor o sender– y el otro, de quien lo recibe –receptor o destinatario–.
Primero, SMTP conecta al cliente con el servidor de su proveedor de correo electrónico. Luego, chequea el encabezado del correo para buscar datos relevantes sobre el remitente y la dirección del receptor. Cuando se determina el destino, el servidor comprueba la ubicación del dominio asociado en el Sistema de nombres de dominio.
Por ejemplo, al enviar un mensaje de correo electrónico a [email protected], el servidor localizará gmail.com y retransmitirá el mensaje a esa computadora en particular.
Después, el servicio SMTP del destinatario entregará el mensaje en el buzón del servidor, hasta el momento en que el usuario al que iba dirigido el mensaje inicie su sesión en su cuenta de e-mail.
En el instante en que esto ocurre, POP3 e IMAP mandan el nuevo mensaje al cliente de correo electrónico para que él esté en condiciones de visualizarlo.